Cuadros de Frida Kahlo

Filtro
Clasificación:
  • Popular
  • Novedades

Cuadros de Frida Kahlo: una leyenda de mujer en tu pared

Fuerza, lucha y pasión. Estos son los principales sentimientos que transmiten los cuadros de Frida Kahlo. Esta mujer nació en Méjico en el año 1907. Fue una pintora con un estilo muy personal, y poco convencional, al igual que su vida. Los cuadros reflejaban los acontecimientos que ocurrían en su vida. Además de padecer poliomielitis, cuando tenía 18 años tuvo un accidente muy grave que la obligó a permanecer postrada en cama durante mucho tiempo. En este periodo fue cuando comenzó a interesarse por la pintura.

De sus, aproximadamente, 200 obras, la gran mayoría están basadas en su propia vida y el sufrimiento, pero también de cómo superar esos momentos. En los cuadros de Frida Kahlo se respira lucha. Deseos de sueños por cumplir, y mucha fuerza, garra y pasión. Las obras de esta artista tienen una gran influencia en los cuadros de su marido, Diego Rivera, y viceversa. Una vez más se demuestra que la pintura de Kahlo es imposible no relacionarla con todos los aspectos de su vida.

Frida Kahlo: una leyenda en casa

Los cuadros de Frida Kahlo transmitirán diferentes sensaciones en función del tipo de motivo que elijas. Fuerza, valentía, pasión… Kahlo evolucionó mucho en sus pinturas a lo largo de su vida. Hasta llegar a una de sus fases más prolíficas, en donde su rostro era protagonista de una gran cantidad de sus obras. Todas ellas, trazadas con el máximo cuidado y con un toque innovador que la convirtieron en mito.

Existen diferentes tipos de cuadros de Frida Kahlo, en los que se juega con el color con su rostro a lo largo de los años de su vida, con la manera de representar el sufrimiento por su enfermedad y el accidente, y de cómo ha evolucionado durante las distintas etapas.

Cómo escoger una imagen de Frida Kahlo

Utiliza nuestro buscador para encontrar pósters o láminas de Frida Kahlo. Dependiendo de lo que desees transmitir, o del tipo de habitación, encontrarás el diseño más adecuado.

Las láminas de Frida Kahlo más populares que encontrarás son aquellas en las que se le da protagonismo a su cara. Sin embargo, dentro de esta tendencia general, la artista trabajó con diferentes enfoques, líneas, perspectivas, colores y estilos. También existen diferencias que representan su paso de niña a mujer. O su “antes y después” frente a determinadas situaciones de su biografía.

Todo ello, con un denominador común: las imágenes de Frida Kahlo son muy sensoriales. La mejor opción es que escojas el “que te llegue”. Ese que te transmita a través del rostro de Frida.

A pesar de la vida tan dura que tuvo, los cuadros de Frida Kahlo pueden evocar felicidad, gracias a los colores, a la sinceridad de su mirada y su lucha por continuar.

Busca entre todas las láminas, la que te despierte sensaciones. Los colores son muy variados, por lo que estos pósters quedarán perfectos en habitaciones neutras o con pocos colores. Especialmente, en aquellas en las que no haya demasiados muebles. Un cuadro de esta artista mejicana completará tu estancia.