Cuadros de flores

Clasificación:
  • Popular
  • Novedades

Cuadros de flores: ¿por qué siempre están de moda?

Los cuadros de flores siempre están de moda. Es tal la variedad cromática y complementos que podemos encontrar en un lienzo de flores, que sus aplicaciones en decoración son infinitas. De hecho, vamos a aportar algunos datos históricos y curiosidades sobre esta temática, para que entendamos por qué este tipo de objetos siempre encajan.

Cuadros de flores, un símbolo de hospitalidad

Los primeros cuadros de flores datan, según los historiadores, de finales de la Edad Media y se han ido extendido y prolongado a lo largo del tiempo, generando obras de referencia a nivel mundial. Como la conocida obra 'Girasoles' de Van Gogh. Aquí encontramos un buen ejemplo del uso de láminas de flores como símbolo de hospitalidad.

Vincent van Gogh, en un momento de su carrera, se retiró en soledad a una vivienda. Su hermano Theo temía que Vincent se sintiera sólo en este retiro. Por lo tanto, decidió invitar a su amigo Paul Gaugin, uno de los pintores que, curiosamente, más cuadros de flores pintó en su carrera. Al enterarse de la noticia, Van Gogh inicio toda una serie de flores amarillas, con el único objetivo de que su nuevo compañero Gaugin se sintiera como en casa.

Esta anécdota ha servido para relacionar a los cuadros de flores como un elemento de hospitalidad. Y, ¿quién no quiere transmitir hospitalidad en su hogar? Ahí tienes el primer argumento de por qué estamos ante un elemento decorativo que siempre está de actualidad.

Los cuadros de flores son sólo el principio: la flor en el cine

La gran belleza y representatividad de una flor la convierte en protagonista de otras artes. Los motivos florales han estado también muy presentes en el cine, con el mismo protagonismo que los cuadros de flores en el ámbito de la pintura. Gracias, principalmente, a su capacidad de evocar y de facilitar la aportación de color a las escenas. Algo similar a lo que podrías conseguir con la utilización de un cuadro de flores en tu vivienda.

Existen multitud de películas con elementos florales como protagonista. Incluso en el título, como en la española '13 rosas', que narra una cautivadora historia de la Guerra Civil. O la mítica presencia de amapolas en Alicia en el país de las maravillas.

Aunque uno de los momentos más impactantes en el cine lo encontramos en American Beauty. Su famosa escena de una de las protagonistas, bañada en pétalos de rosas es uno de esos momentos inolvidables que transmite intensidad, fuerza, pasión,... Valores que también puedes transmitir con cuadros de flores en tu hogar.

Cuadros de flores: ¿por qué llaman la atención una y otra vez?

Otro motivo que corrobora la inmortalidad de los cuadros de flores es su interminable capacidad de captar la atención. Las flores pueden representar espectáculos de la naturaleza de una belleza tan alta, que deseemos verlos repetidos una y otra vez. Esto también ocurre con cualquier póster de flores que ubiquemos en cualquier estancia.

En España tenemos como referencia el Valle del Jerte. Los cerezos en flor en esta zona de Cáceres son uno de los principales atractivos turísticos de la zona. Sin duda, cuadros de flores blancas en tu hogar evocarán la misma sensación de limpieza, libertad y serenidad.

La importancia de este fenómeno es tal, que en Japón existe el 'Arte de admirar flores'. Esta tendencia es conocida como Hanami. Data de la época de los samuráis, quienes, al igual que ocurre en Cáceres, visitaban las zonas de cerezos para admirar ese espectáculo de la naturaleza.

Más ejemplos de una tendencia inmortal

Una de las últimas anécdotas sobre por qué los cuadros de flores nos parecen una tendencia inmortal es que una flor también es símbolo de modernidad e innovación. La última muestra la encontramos en el lanzamiento al espacio de un ramo, que ha realizado el artista japonés Azuma Makoto. Su intención ha sido fotografiar este ramo, al enfrentarse a los cambios de temperatura y entorno durante su subida al espacio. Las imágenes son espectaculares. Y demuestran cómo una flor es capaz de reunir belleza e innovación, para remodelar conceptos tan conocidos como la fotografía.

En definitiva, los ejemplos de belleza, fuerza, arte, naturaleza, libertad, innovación, hospitalidad, pasión o amor han estado siempre presentes en este objeto de la naturaleza. Y este tipo de sentimientos y valores nunca pasan de moda, pues son inherentes al ser humano. ¿Quién puede, entonces, despreciar lo que representan los cuadros de flores? Por eso, y por mucho más, los cuadros de flores han sido, y serán, un elemento inmortal. Un acierto seguro en la decoración de tu hogar.