Cuadros y pósters de películas

Clasificación:
  • Popular
  • Novedades

Cuadros y pósters de películas: joyas del cine y dónde ubicarlas

El cine es el séptimo arte. Ha definido y descrito grandes y pequeñas historias humanas, con las que nos sentimos identificados. Los buenos relatos cinematográficos consiguen aflorar nuestros sentimientos y modificar nuestro estado de ánimo. Las películas que nos gustan son aquellas que nos tocan, nos llegan y nos marcan. Por eso es común decorar nuestra casa con cuadros o pósters de películas

Hablan de nosotros. Nos sentimos identificados en las historias que nos cuenta el cine. Y, además, nos gusta sentirnos comprendidos por otras personas que también han tenido sentimientos parecidos a los nuestros al ver una película. Por todo ello, tener cuadros de películas en la pared de nuestro hogar es, prácticamente, una obligación. 

Harás tu vivienda mucho más acogedora. Seguro que consigues muchos temas de conversación con tus invitados, al debatir sobre ellos, y todo lo que serán capaz de transmitir. Por no hablar del fuerte componente estético y artístico de grandes escenas del séptimo arte. Es por eso que los carteles de cine son un gran elemento de decoración

Indispensables y dónde ubicarlos

Carteles de cine antiguos. Si hablamos de clásicos, tenemos que acudir a la reina de los pósters de películas de los años dorados del cine americano: Audrey Hepburn, y su inolvidable Desayuno con diamantes. Perfecto para cualquier ubicación del hogar en los que predominen el negro y el blanco. Tonos que son actualmente tendencia en salones, y que aportan una gran sensación de orden y amplitud. El rostro y representatividad de James Dean también es una gran idea para este tipo de situaciones.

Pósters de cine contemporáneo. Como por ejemplo, Top Gun. Una de esas películas con un argumento que, inicialmente, puede atraer al público masculino. Pero el magnetismo de su protagonista, Tom Cruise, consigue encandilar también al público femenino. Por esa razón, suele ser uno de los cuadros de películas que no generan discusión. Existen diseños minimalistas, con un máximo de tres tonalidades, que permiten su encaje con el resto de decoración de la sala sin gran dificultad. Este tipo de cuadros y pósters de películas combinan mejor en habitaciones tipo oficina o despacho. O en cocinas o salones que no sean los principales de la casa. Otros ejemplos similares serían Pulp Fiction, Forrest Gump o Reservoir Dogs. 

Póster de cine de héroes. El aficionado a este género suele ser amante de varios héroes. Es por eso que existen multitud de cuadros y pósters de películas de este tipo. Batman, IronMan, Capitán América, Spiderman, Flash,... Ideal para dormitorios, en los que se desea aportar un toque de colorido y diferenciación. Son propuestas muy originales y llamativas. Los diseños de estos carteles de películas respetan fielmente la iconografía del héroe en cuestión.

Por qué gustan tanto los cuadros de películas

Como hemos comentado en el caso de los carteles de cine de héroes, las películas que se convierten en referencia suelen tener una estética, tipo de plano, secuencia e historia muy definida. La clave para comprar cuadros y pósters de películas de forma acertada es encontrar aquellos diseños que, al igual que la película, sepan transmitir con la misma fuerza e intensidad todos aquellos valores que percibimos como espectadores en la primera ocasión que los vimos.

Es clave que no nos limitemos a adquirir cuadros y pósters que simplemente tengan el título o cartel original en su diseño. Apuesta por conceptos que, manteniendo la esencia del film, sean capaces de diferenciarse y aportar algo nuevo y único. Busquemos que nuestra visita quede impactada, al ver los carteles de películas en las paredes de tu hogar.