Claude Monet

Filtro
Clasificación:
  • Popular
  • Novedades

Claude Monet

Cuadros de Monet: un estilo con muchas pinceladas distintas

Los cuadros de Monet son un claro ejemplo del impresionismo. De hecho, el término viene derivado de una obra suya de 1872: Impresión, sol naciente. Claude Monet nació en París en 1840 y murió a los 86 años, algo poco usual en su época.

Los primeros cuadros de Monet fueron realistas hasta que a finales de la década de 1860 comenzó su estilo impresionista. Los cuadros de Monet se expusieron en el salón de París y fue ganando mucha popularidad en el movimiento de la época. Las pinturas de Monet son la mayor representación del impresionismo del mundo.

Los cuadros de Monet son, principalmente, paisajísticos, es decir, lo que se conoce como pintura  al plein-air o al aire libre. La mayor parte son óleos sobre lienzos o telas, y los trazos y la forma de sus brochazos son muy personales del artista. Las pinturas de Monet son muy singulares y es fácil reconocer cuando es un cuadro de Monet o no. Seguro que has visto láminas de cuadros de Monet en calendarios, postales, etc., y también decorando salones, dormitorios y demás estancias de las casas.

Cuadros de Monet impresionismo

El impresionismo tiene un nombre, y es  Monet. Sus obras son realmente inspiradoras. En todas las reproducciones de cuadros de Monet se puede observar algo. Sus cuadros más famosos, como “Estanque de Ninfas”, “La Urraca” o “Crepúsculo en Venecia” ponen de manifiesto el estilo de Claude Monet. Son todos paisajes, aunque muy diferentes entre sí. Cada uno tiene una época del año, pero a la vez utiliza la misma técnica a la hora de pintarlos. Todos tienen el impresionismo puro, a pesar de ser muy distintos. Esa característica común en la que la luz es lo más importante del cuadro. Y juega con el movimiento del resto de aspectos de la obra. Sea cual sea el tipo de luz, mañana, tarde o noche, es el foco central de los cuadros de Monet.

Colocar un cuadro de Monet en tu casa es tener arte puro en tu hogar. Un clásico entre los clásicos, pero a la vez una obra de arte adaptable a tu hogar. Los cuadros de Monet se caracterizan por la luz como protagonista, lo que te da opciones para decidir qué tipo de lámina quieres colocar en tu casa. Tonos más pastel con flores, atardeceres y amaneceres con dos colores principales, más apagados… Un estilo, pero con múltiples opciones.

Los cuadros de Monet están muy bien valorados y son referencia en el mundo del arte. Se han pagado por algunos de sus cuadros más de 50 millones de euros en algunas subastas.

Si quieres comprar láminas de Monet, Posterlounge es tu lugar. Si pones “Monet” en nuestro buscador descubrirás todos los cuadros de Monet disponibles. Desde los cuadros más famosos, a obras más desconocidas, pero igualmente fieles a su estilo. Escoge la que mejor puedas combinar con el resto de decoración de tu hogar y ten siempre un clásico del arte en tu hogar.